GODZILLA (2014)

url

Gojira, la combinación de los vocablos Gorira (Gorila) y Kujira (Ballena), es lo que dio nacimiento a lo que en occidente conocemos como Godzilla, una especie de traducción realizada por Hollywood cuando decidió adoptar la visión japonesa del terror nuclear post Hiroshima y Nagasaki y adaptarla a varias versiones de monstruos atacando y/o defendiendo ciudades sea por la razón que fuere.

godzilla05

Tomoyuki Tanaka como productor, Takeo Murata como guionista e Ishiro Honda dirigiendo la orquesta cinematográfica, emprendieron lo que en realidad fue una inspiración occidental, la de King Kong, cuando crearon su propio “monstruo anfibio mutante” que emergía de las profundas aguas para defender a la humanidad que lo había creado luego de diferentes experimentos con la física nuclear.

godzilla-2014-movie-screenshot-missile-egg-tentacle

La contradicción de un ser creado por los desmanes destructivos del ser humano es una de las cuestiones más atractivas de esta “bestia” ya que se alimenta de ese desmán, pero defiende con su vida al conjunto que lo creó y que, de a momentos, lo ataca. Su existencia puede ser pensada como producto de una atrocidad, pero, sin embargo, este producto funciona como rescatista de la naturaleza y como principal defensor del ser humano. Este vaivén también se manifiesta en el devenir de la criatura, concebida en un lado del mundo, en inspiración de uno formado en el opuesto, y que en sus opuestos ninguno proliferó hasta fin del siglo XX. El Godzilla de Takeo Murata, Tomoyuki Tanaka e Ishiro Honda no tuvo ningún éxito en su versión original en occidente, más allá de que estaba protagonizada por grandes actores de la época.

maxresdefault6

Luego de una olvidable versión en 1998 donde no solo centraron la atención y el núcleo dramático en un punto completamente diferente, sino que arruinaron también uno de los más grandes temas de una de las más influyentes bandas de rock de toda la historia; además de darle un tinte humorístico berreta y faciloide, típico de las películas de desastres naturales o monstruosidades a los cuales los yankees batallan con total furia, valentía y desmesura (aunque la mayoría de las veces actúan como primates excitados), llega esta edición de Godzilla, dirigida por Gareth Edwards, escrita por Max Borenstein y Dave Callaham (“Los Indestructibles”, “Doom”), que nos provee de un argumento similar y cercano a la original de la década del ’50, anclando la historia en un ida y vuelta entre occidente y oriente (EEUU y Japón), lugares donde se desarrolla y donde “recuerda” a estos enemigos bélicos de aquel entonces que dieron lugar al terror que generó al monstruo.

maxresdefault

Centrada en algunos personajes bien desarrollados, e interpretados correctamente por Aaron Taylor-Johnson (“Kick Ass”, “Prueba De Amor”) quien representa a Ford Brody, el héroe militar de la película, hijo de Joe Brody, uno de los pocos que sospecha desde el comienzo que algo raro hay y que están ocultando las razón real de la explosión de diferentes reactores, interpretado por Bryan Cranston (“Argo”, “El Vengador Del Futuro” versión 2012); padre de un niño pequeño, y amoroso pero ausente esposo de Elle Brody, interpretada por Elizabeth Olsen (“La Casa Del Miedo”); la película nos lleva por diferentes motivos narrativos y dramáticos logrando centrarse en el héroe, o mejor dicho anti héroe, que representa Godzilla. En esta entrega se enfrenta a dos temibles monstruos tan mutantes y radioactivos como él pero que tienen intenciones un tanto menos amables. Su alimento es la radiación, por lo que van destruyendo todo a su paso hasta encontrar diferentes reactores o bombas nucleares que les permitan alimentarse y procrear.

godzilla-2014-movie-screenshot-old-monster

En estas circunstancias es donde aparece nuestro amigo Godzilla, quien al principio aparenta ser una monstruosidad destructora, a la cual toda el aparato militar estadounidense confronta con todas su armas, pero que instantáneamente demuestra una especie de bondad, no con los inmuebles de las ciudades, que son destruidos brutalmente en apasionantes batallas, sino con la misma humanidad, o mas bien, con el equilibrio natural.

Es una obra que no se despega en su aspecto narrativo de una típica película de acción que demuestra una lucha entre la humanidad y un “invasor”, en este caso, dos “invasores”, estas asquerosas bestias de forma de insecto que arrasan todo a su paso en búsqueda de elementos radioactivos. Aquí lo que también llama la atención es que todo es sorpresa, tanto el invasor como el defensor. Es la visión del humano que quiere luchar contra todo, inclusive contra lo que desconoce, demostrando lo poco que puede controlar. Es su desesperación frente a lo desconocido, que, encima, viene en tamaño extra grande. El papel de la humanidad es la de un simple espectador. Por más que una toda su fuerza, no logra ni arañar a su enemigo y debe quedarse a merced de Godzilla y acatar los pensamientos de los dos genios “locos” que representan tanto Joe Brody, como el Dr. Ishiro Serizawa, el científico japonés interpretado por Ken Watanabe (“Inception”, “The Last Samurai”, “Batman Begins”, “Letters from Iwo Jima”), quien sabe de toda la historia desde un comienzo.

godzilla-2014-movie-screenshot-water-attack

El personaje de Watanabe es quien va a describir o a sintetizar la idea de la película en una pequeña frase: “La arrogancia del hombre es creer que la naturaleza esta bajo su control, y no justamente todo lo contrario”. Esto es lo que manifiesta el film constantemente, la manipulación de los elementos de la naturaleza junto a la arrogancia humana genera monstruos capaces de destruir absolutamente todo, pero, por suerte, así como el calentamiento global, no dependen unicamente del hombre, y en este caso, además, tenemos a una bestia tierna, gordita, gigante, violenta, brutal y con un rayo atómico que expulsa de su boca que nos defiende y equilibra el proceso natural.

Visualmente es un festín. Filmado en su mayoría en bajas luces, aunque tenemos también espectaculares paisajes a la luz del día, la mayoría de los acontecimientos mas importantes suceden de noche y bajo la lluvia, lo que le da una herramienta dramática típica peor no por ello ineficaz. Todo lo que observamos está un tanto teñido por animaciones, ya que muchas de las cosas que vemos están directamente generadas de esa forma. Esto brinda un toque estético especial ya que hasta lo que realmente se filmó está teñido de esta estética. Lo que esta increíblemente logrado es que sabemos que son animaciones por una cuestión lógica, pero nunca nos damos cuenta o es evidente que alguno de los elementos fue generado por un computador. La hermosura de paisajes naturales combinada con la espectacular puesta de cámara logran un impacto visual totalmente violento que a la vez se modula con estos “respiros” visuales que nos transmite la madre naturaleza. No solo desde el montaje se pauta el ritmo sino que, en este caso, la fotografía y los cambios de climas y ambientes provocados por la misma aportan a una modulación. Otro de los grandes logros de Gareth Edwards es que en las mas de dos horas de film nunca te permita caer en el aburrimiento o en ningún tipo de laguna. Pasando la hora de pietaje recién descubrimos a los MUTO, “Massive Unidentified Terrestrial Organism” (Organismo Masivo Terrestre No Identificado), cual es su intención y un tiempo después observamos la aparición de Godzilla, nuestro héroe. Esto ayuda a que la película logre cierta modulación, en un comienzo algo más de información “dura” a nivel histórico y científico, más tarde, una fracción un tanto más bélica.

 

 

31044

 

 

Es interesante el planteo de los personajes ya que están muy bien definidos pero todos son funcionales al protagonista del film. No es que pasen de largo, sus historias nos atrapan y nos mantienen compenetrados, generan cierta tensión y ayudan a que nos identifiquemos con los personajes, ya que es sumamente difícil poder lograrlo con Godzilla. El casting, actores conocidos pero no demasiado famosos o destacados, excepto por Bryan Cranston (protagonista de “Breaking Bad”), ayudan a que nuestras miradas no se queden embobadas en sus personajes, como suele suceder, y casi siempre a propósito, en Hollywood, donde buscan estrellas solo para que les llenen las pantallas y los cines.

Mas allá de lo perturbador o impactante de las diferentes acciones entre los monstruos o entre ellos y el hombre, se logran imágenes realmente shockeantes como trenes prendidos fuego sin destino, explosiones magnánimas, impactos estéticos sorpresivos, todo apoyado en una fantástica fotografía realizada por Seamus McGarvey (“High Fidelity”, “Along Came Polly”, “The Avengers”) que, como escribía anteriormente, no solo embellece sino que impacta, modula y transforma.

gozilla-2014-trailer

Por último, todo este impacto esta doblemente logrado por un diseño de sonido apasionante desarrollado por Erik Aadahl (“X-Men 2”, “I, Robot”, “Valkyrie”, “Argo”) que juega en torno a lo expresivo y le quita importancia a lo funcional. La mayoría de los sonidos que escuchamos no son realmente como suenan esos elementos en la “realidad”, sino que esta lleno de Foleys creados para aportar expresión a la imagen. Suspensiones sonoras, momentos musicales y sonidos destacados por sobre los de la acción nos llenan los odios de sensaciones, creando una proyección mucho más potente y brutal. Ni hablar de como suenan tanto Godzilla como los MUTO, unos estruendos gloriosos y respiraciones rasposas e inquietantes.

Godzilla-2014-Simulates-Modern-Day-Misgivings

La brutalidad y violencia de la obra se destaca pero no se ahoga en si misma, sino que propone cierta cotidianidad descansada en una fuerza mayor protectora. No son dioses ni religiones formales, es la creencia en la naturaleza como un ente superior y como el creador de la estabilidad universal. Godzilla es su empleado.

JULIÁN NASSIF

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s