ESPACIO DOC BUENOS AIRES – “EL VALS DE LOS INÚTILES”

el-vals-de-los-inutiles

 

El Vals de los inútiles” es una obra realizada por Edison Cajas que documenta los siete meses del conflicto estudiantil del año 2011 en la República de Chile. La toma de la Bastilla, donde el pueblo revolucionario francés toma aquel fuerte en el que el Rey apresaba sin juicio previo a quien actuara o pensara en su contra, logrando simbólicamente el fin del Antiguo Régimen, por ende el de la monarquía de esa nación, sirve como simetría o como punto de partida explícito de la toma del colegio donde se centra el film, el Instituto Nacional de Santiago.

el-vals-de-los-inutiles_1

La toma de la institución funciona como medida para exigir y luchar por un profundo cambio estructural de la educación chilena, particularmente exigiendo mayor participación pública del estado en la educación y eliminando la libre empresa que azotaba aquel sistema, generando un gran endeudamiento de los alumnos únicamente por querer estudiar. El pedido de una educación pública, laica y gratuita es una de las bases del movimiento estudiantil que durante meses llevo adelante una lucha que incluyó tomas de colegios y universidades a lo largo de todo el país, apoyadas por grandes manifestaciones, tanto del estudiantado como de gran parte de la sociedad que eran amedrentados por la tan conocida represión de los carabineros.

EL BALS DE LOS INUTILES

En este caso el film augura un halo de cambio y transformación por más que no se vea explicito en el lapso que abarca el raconto. La juventud, su vivacidad, su frescura y energía brindan una lucha honesta y transparente, denunciando la gran instrucción intelectual que muchísimos jóvenes tienen a lo largo de aquel país, como también su atención y despertar frente a la represión económica del sistema educativo y económico. La mercantilización de la educación es la antítesis del futuro anhelado por aquella juventud y también por aquellos adultos que sienten vivir un deja vú de el terrible pasado reinado por la dictadura de Pinochet y por las medidas auspiciadas por los Estados Unidos a medida social, económica, política y principalmente educativa, que son las mismas que inauguraron lo que hoy parte de ese pueblo confronta.

maxresdefault

La profundidad de algo tan complejo que muchos todavía no pretenden, quieren o pueden ver, como fue y es el desarrollo del aparato estadounidense en la sociedad chilena desde los años setenta, contrasta con una manifestación sana y refrescante como las 1800 horas por la educación, donde ciudadanos chilenos corren durante 1800 horas a lo largo de 60 localidades con el fin de lograr que sus reclamos sean escuchados, analizados y ejecutados. El film basa mucho de su simbolismo en diferentes imágenes que destacan y manifiestan este continuo andar y correr que impregna de voluntad y emoción lo que vamos viendo e intercalando.

miradoc_el_vals_making_off_5

Su estructura no es la de un clásico documental, no cuenta con voz en off explicativa o narrativa ni con una forma televisiva donde vemos claramente y de manera cronológica que es lo que está sucediendo a nivel informativo. Aquí observamos una historia, que si tiene una cronología, pero que se basa a nivel narrativo en dos figuras, la de un actual profesor que sufrió la represión de Pinochet y que a lo largo de sus actuales costumbres y obligaciones descubre un poco su pasado, y la de un joven que forma parte de aquel Instituto Nacional tomado y quien sufre la estructura educativa cuasi militar donde son vistos y manifestados como números y tratados de forma materialista.

10308254_719984021381326_5418256965896471356_n

El pasado y el presente se ven cara a cara en los personajes, pero también en lo vivido, ya que ambos sufren de las mismas consecuencias que ni siquiera son cuestionadas por las autoridades, ya que su mismo presidente de aquel entonces, con un supuesto tinte progresista, dicta apelando al conflicto que “nada es gratis en la vida, alguien tiene que pagar”.

el-vals-3

De forma u otra con esa sola frase podría haber comenzado y culminado el film, pero no. Aporta una sensación tangible del positivismo intrínseco del pueblo. Sin siquiera lograr un cambio profundo que exceda la mera “discusión” dentro del Parlamento, sin lograr desterrar la concepción estatal de la educación como un capital, obteniendo como respuesta meras medidas que siguen acrecentando esa concepción, como la facilitación de créditos y medidas similares, la película igualmente nos lleva y trae, nos confunde y nos adentra en un vaivén que altera entre la frescura, el cambio y el futuro, con la imposibilidad, la impotencia y el desencanto.

JULIÁN NASSIF

el-vals-de-los-inutiles2

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s