PASAJE DE VIDA

qvvbuZBM

El contraste de la temperatura color de la luminaria y un marcado y distinguido viraje en el color de la imagen marcas nos etapas en la historia de vida de un padre y su hijo. El pasado, azul, magenta, frío, en la Argentina inmediata a la muerte de Perón, contiene la historia de Miguel, interpretado por el “Chino” Darín, quien trabaja en una fábrica bajo condiciones aparentemente desfavorables, se une junto algunos otros trabajadores y forma parte de la organización Montoneros. Conoce a Diana, interpretada por Carla Quevedo, quien se convierte en su compañera tiempo completo, de militancia y de vida. Así veremos el pasado, en los tiempos revueltos previos a la última dictadura cívico militar del país.

pasaje-de-vida (1)

Constantemente saltaremos al presente, un ambiente mucho más cálido, de tonos naranjas y luces solares cuasi publicitarias. Allí esta Mario, interpretado por Javier Godino, el hijo ya adulto de Miguel, ahora interpretado por Miguel Ángel Solá, quien busca desesperadamente que su padre vuelva a sus cabales luego de haber sido diagnosticado con una especie de demencia senil. A través de un libro, que lamentablemente erra desde el arte en su realización ya que sus hojas solo están impresas de un lado, Mario irá recorriendo parte de la historia de sus padres buscando encontrar la verdadera historia de su vida.

pasaje-de-vida

Así iremos yendo y viniendo en estos flashbacks y flashfowards que, de una manera un tanto forzada y a veces innecesaria, desarrollan la historia y plasman, de manera más efectiva en el pasado que en el presente, lo que sienten y reflexionan muchas de las personas que vivieron aquella época y que formaron parte de algún tipo de organización política.

Planteos ideológicos sobre la lucha armada y que forma debe desarrollarse una revolución popular, o al menos el intento de, serán plasmados en el personaje del joven Miguel, donde un poco creíble Chino Darín servirá como herramienta para transmitir algunos pasajes ideológicos.

Baja

De a momentos el tema se ve tratado de manera romántica y un tanto inocentona, lo que hace que toda la situación se vea edulcorada y disminuida a algo un tanto trillado. Un mal casting donde solo se destaca Carla Quevedo y Marco Antonio Caponi, quien interpreta al compañero militante Pacho, genera que muchas situaciones sean inverosímiles, provocando desapego a un relato que podría haber sido mucho más potente y sincero que a veces cae en la teoría de los dos demonios.

04-22-darin.jpg_88717827

Lo que si logra de manera efectiva el autor Diego Corsini es transmitir esa quietud temporal mental. El tiempo pasó pero la cabeza de aquellos que sufrieron esa época quedó allí, en el pasado, en “los mejores años de su vida” por más que todo haya terminado como el diablo. Reflexionar si aquella “demencia” de Miguel con la cual lucha su hijo Mario es real o si en realidad es la traslación mental de una persona que quedó atrapada por las atrocidades del pasado es lo que propone de forma cálida esta obra que trastabilla narrativamente por sus pobres intérpretes, pero se realza en su calidad estética y una sensibilidad esporádica que logra conectar.

 JULIAN NASSIF

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s