MARTE

the_martian_poster

 

Claramente Ridley Scott ya ha demostrado su capacidad y experiencia en el ámbito del cine de ciencia ficción con dos obras maestras de aquel género como lo fueron “Alien” y “Blade Runner” allá por fines de los setentas y principios de los ochentas. Pero hacía tiempo que a Scott se lo veía distraído o experimentando en otros tipos de films que abarcaban desde lo más épico como “Exodus” y “Gladiador”, memorables clásicos del cine norteamericano como “Thelma y Lousie” y “Black Rain”; y hasta alguna intromisión en el thriller con “Red de Mentiras” y “American Gangster”. Entre medio, algunas películas olvidables como “Matchstick Men” y la insoportable “The Counselor”.

 

themartianheader

 

Hoy se estreno “Marte”, un film que aparentaría nunca poder haber existido de no ser por la realización de “2001, a Space Oddysey”, “Gravity” e “Interestellar”. Justamente lo que parece es una combinación estética, narrativa y formal de una unión entre las tres obras antes nombradas.

Un film que no aporta nada nuevo o impredecible, pero sí que se destaca por la capacidad de Ridley Scott de desarrollar tensiones y situaciones dramáticas moduladas con pocos elementos como puede ser la relación entre Mark Witney y la base aeroespacial en Marte en la cual queda confinado. Inclusive, el desarrollo del personaje de Matt Damon, quien lo interpreta, es lo más destacado del film, por más que recaiga en ciertos elementos forzados como decir en voz alta lo que escribe. Cuando la diégesis es el “Hábitat”, así se llama la estación en el planeta rojo, es donde reluce la capacidad actoral de Damon y la de realización de Scott. Luego recae en elementos que parecen ser exigidos para que el film sea digerible y apto para todo público.

 

the-martian

 

Alguna de las locaciones exteriores donde se desarrolló el rodaje son en sitios de Jordania  lo que automáticamente genera la idea de que a estos son paisajes terrestres teñidos por un filtro ámbar puesto en cámara o en post producción. Justamente eso es lo que a la vez lo hace mucho más creíble y verosímil. El parentesco con lo conocido es lo que lo hace familiar y tangible sin caer en excentricidades incomprobables que podrían habernos desapegado de la pantalla.

 

image556508162143c4.33106261

 

La historia es básica y simple. Tercera misión en Marte de los Estados Unidos. Una noche, una tormenta, habitual pero mucho más intensa que las pasadas, azota al equipo de astronautas. En el intento de mantener la estación funcionando uno de ellos, Mark, es golpeado por una antena. Después de intentos de buscarlo en medio de una tempestad, el equipo asume que está muerto, abortan la misión y emprenden la vuelta a tierra. Pero… Voila! No ha muerto. De allí veremos las diferentes maneras que encuentra el personaje de Matt Damon, un botánico, para sobrevivir y comunicarse con la tierra, donde, a partir de aquello, se iniciará una misión de rescate.

martian_3

 

Todo muy yankee, todo muy típico y mucho Matt. Pero lo que lo diferencia a este film de otras tantas películas sobre el espacio inmemorables, es la combinación de recursos estéticos contenidos dentro del lenguaje cinematográfico que nos transportan al espacio y  aquel “planeta rojo”. Ahí es donde las películas de Kubrick, Cuarón y Nolan parecen hacer escuela.

JULIÁN NASSIF

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s