EN CHANCE TIL (UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD)

en chance til

Coqueteando con normas del Dogma 95, Susanne Bier, quien supo formar parte o al menos realizar películas acorde a varias de las reglas de aquel “movimiento fílmico”, nos brinda “Una Segunda Oportunidad” (En Chance Til), una obra protagonizada por Nikolaj Coster-Waldau, Nikolaj Lie Kaas, May Andersen y Maria Bonnevie que relata una historia dura, áspera y un tanto desesperante.

EnChanceTil_800f

Andreas (Nikolaj Coster-Waldau) es un policía, honesto, íntegro, confiable, que está casado con Anna (Maria Bonnevie), con la cual hace poco tuvieron un hijo. En sus primeras noches junto a él, con sus llantos y despertares nocturnos, observamos la paciencia, amor y cariño que Andreas tiene por su hijo Alexander. En uno de esos días, cercanos a la fría, nevosa y pintoresca navidad danesa, es llamado junto a su compañero por disturbios en un condominio de características humildes en algún lugar de la ciudad. Allí, escucha los gritos y agresiones que Tristan (Nikolaj Lie Kaas) ejerce sobre Sanne (May Andersen) y cuando entran abruptamente para controlar la situación, descubren que en el placard tienen “guardado” a un bebé en llanto, envuelto en su propia orina y excremento. Una situación, chocante en sí misma, dónde la belleza y pureza de un pequeño bebé se ve contrastada con la violencia de género y las toxinas del tabaco y la heroína.

En Chance Til Directed by Susanne Bier Lykke May Andersen & Nikolaj Lie Kaas Zentropa Productions Photo Credit:Rolf Konow

Estas dos parejas desparejas funcionarán a lo largo de parte del film como especie de antagonistas, entre la aparente perfección de la honestidad y el amor fraternal contra el despojo destructivo del estado onírico narcótico de aquella violenta pareja. Así funcionará hasta que un elemento clave y terrible, demasiado importante como para develarlo, sucede, y a partir del cual veremos como en realidad las personas pueden cambiar completamente y llegar a límites insospechados a partir de una terrible tragedia.

enc

La segunda oportunidad que plantea el título virará desde donde inicialmente nos ubica, pasando a encontrarse en algún opuesto cercano, el cual funciona como contrapunto audiovisual y nos dirige a través de la línea dramática, término pocas veces mejor utilizado.

EnChanceTil_800d

Las perfectas iluminaciones que aparentan ser naturales, pertenecientes al mismo set, connotan algún aire de estética publicitaria, y aquellas luces de navidad, acordes al momento del año, funcionarán como fuentes lumínicas en campo que conforman la diégesis de manera fluida, sin generar rupturas y a su vez respetando algunos de los mandamientos del “voto de castidad” del Dogma 95.

15762288

5HgVJrL

El contra punto estético y sonoro de lo terrible sucedido, contrastado con la “poesía” audiovisual de bellas imágenes y pisos sonoros agradables y amenos, redundan en que todos los humanos tenemos problemas, solo varían sus índoles, sin importar el bienestar social de países como los escandinavos. A veces allí, es donde se crean algunos de los pensamientos más retorcidos.

JULIÁN NASSIF

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s