“La larga noche de Francisco Sanctis” – BAFICI 18 – Competencia Internacional

La_larga_noche_de_Francisco_Sanctis-401362427-large

 

“La larga noche de Francisco Sanctis”  de Francisco Márquez y Andrea Testa me remite a un “After hours” porteño y en plena dictadura. Se podría decir que con elementos mucho más pesados, perversos y nefastos en comparación con el film de Scorsese pero con esta sensación de deambulación por la ciudad en base a un disparador puntual.

Francisco es informado de una manera poco ortodoxa que hay dos personas que van a ser “chupadas”, secuestradas por la dictadura cívico militar comenzada en 1976. Algunos, fragmentos de una película de Olmedo “Las turistas quieren guerra” indican que es previo al mundial 1978 realizado en la Argentina. Por lo que el film se sitúa en la parte más cruda y abominable de aquel oscuro período.

 

_CLAIMA20160414_0406_17

 

Diferentes elementos de la diégesis como el trabajo, los teléfonos públicos y hogareños, los taxis, los colectivos, la vestimenta y las locaciones construyen un relato sólido desde el punto de vista de ambientación a la época y redondean una obra que en ningún momento desentona con algún elemento inevitable de modernidad.

a32546eb7685adef9e1c646f8326e91b8c814db8

La paleta de colores pálidos y oscuros acompañados de una cámara de a momentos expectante en largos planos secuencias que generan una lograda tensión y en otros compañera que acompaña/acosa al personaje en varias extensas caminatas son complementados con una iluminación de luces bajas, contrastes y una estética donde segundo a segundo pareciera que algo vamos a descubrir o develar. Grandes elementos combinados para apoyar la idea de paranoia, inseguridad y persecución que el film delata.

cine-2187341w620

El diseño sonoro se destaca en forma subjetiva y emocional, logrando taladrar nuestra expectativa con mecánicos y monótonas secuencias sonoras que apoyan la sensación de soledad combinada con un constante acoso.

Todos estos elemento convergen en la punta de lanza que es la interpretación de Diego Velázquez, quien con su anchoita de la época y una seriedad abatida gracias a la monotonía de su vida y su falta de progreso despierta y se altera por una carga moral, sentimental y reveladora.

JULIÁN NASSIF

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s