SANGRE EN LA BOCA

sangre-en-la-boca-poster-620x886

Tetas y clichés

“Sangre en la boca”, la nueva y segunda película de Hernán Belón, relata la historia de un boxeador consagrado a nivel sudamericano que luego de conocer a una joven y bella púgil se anima a evitar el retiro y arriesgar todo lo que había construido en su vida.

De padre amoroso a marido tramposo el personaje interpretado por un siempre correcto Leonardo Sbaraglia se bambolea entre los clichés del típico boxeador de película con la diferencia, quizás la única que tenga en comparación con todos los clásicos vistos del boxeo, que, en este caso, el tipo es atractivo. Su forma de hablar y su lenguaje corporal varían de forma aleatoria entre el pibe de bajos recursos con el porteño promedio y los giros dramáticos del film son tan predecibles como atontados y aburridos.

sangre 3

La presencia apabullante de la belleza de Eva De Dominici se agota en la segunda secuencia sexual, entre tantas otras de las que la obra abusa, donde su espectacular figura, particularmente sus tetas, rebotan en los límites del cuadro dentro de una de las demasiadas maratones sexuales impecables que acaba la pareja.

Una lograda estética, que de a momentos también recae en los estereotipos, es lo que se destaca, ya que las escenas de las peleas boxísticas desprenden buen gusto y retratan de forma pintoresca las secuencias de acción deportiva. Lamentablemente, el mundo del boxeo nacional, de lo cual sería más que interesante que una película argentina retratara debido a su gran pasado y presente y a la cantidad de personas que abarca, es dejado de lado, solo para verse expresado como una Rocky con tintes sudacas.

sangre 2

El plus de la estética contrasta con un diseño sonoro chato y plano que no ayuda a la expresividad y que se acomoda en lo funcional. Sería interesante escuchar la banda sonora escueta y alejada si el film tuviera una estética visual acorde pero en este caso genera ruido ya que los dorados y brillos de las luces del ring no van acompañadas con los sonidos que suceden.

Una película que podría haber ahondado en todos los dilemas que propone pero eligió no hacerlo tratando la vida del boxeador de una manera superficial y típica, rasqueteando el atractivo visual con reiteradas escenas eróticas de cuerpos candentes que se remiten más a The Film Zone que a Toro Salvaje.  

Julián Nassif    

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s