THE ACCOUNTANT (El Contador)

the-accountant2

Desde una estructura narrativa y dramática muy similar al del “comic”, “El contador” abarca la historia de un niño con síndrome de Asperger, un tipo de autismo de alto funcionamiento, quien se cría sin madre, con su hermano y padre, mientras viajan y se mudan constantemente debido a la carrera militar de su progenitor. En su adultez, Christian Wolff, uno de los tantos nombres que tiene el personaje interpretado por un acertado Ben Affleck, se desarrolla como un brillante contador que, además de ayudar a humildes familias de granjeros en sus problemas fiscales, se dedica a llevarle la contaduría a grandes carteles del narcotráfico y de otros diferentes y turbios negocios alrededor del mundo.

the_accountant-trailer-screen1

Para variar, una voz con acento británico que suena a través de su smartphone, le recomienda ir por la vía de los grandes clientes legales y nuestro protagonista analiza la fuga de una importante suma de dólares en una empresa de nano tecnología que fabrica y diseña micro sensores y prótesis electromecánicas para humanos. Cuando comienza a resolver el conflicto numérico las cosas comienzan a ponerse turbias y allí conoceremos el otro lado de aquel talentoso contador, el de un asesino a sangre fría.

accountant-photo-35

Una de las cosas interesantes de la propuesta, además de infinidad de elementos “comiqueros” en la construcción de la historia y del diseño del personaje, es el planteo de ciertos valores morales que no encajarían en lo “políticamente correcto”. Y allí es donde se desarrolla lo más valeroso a nivel narrativo que es la empatía que genera un personaje que es altamente cuestionable en sus actos cotidianos. Cierta sensibilidad y alguna que otra preocupación por la gente “limpia”, genera cierta simpatía por el asesino que metódicamente apila los cadáveres de sus contrincantes.

the-accountant-9-1200x698

Aquellas variantes junto a una puesta en escena que mezcla el thriller con momentos de cierta sensibilidad dramática, desembocan en unas breves secuencias de acción brillantemente realizadas que proponen una contundencia en su diseño sonoro admirable.

El agregado de un papel secundario de JK Simmons aporta una calidad actoral destacable y la parsimonia que conduce al personaje de Affleck resulta un buen contrapunto con la brutalidad y eficacia de su accionar.

The Accountant

Cierta excentricidad del personaje y algunos elementos que puedan parecer exagerados o “poco creíbles” son aceptados si uno deja adentrarse en el código del cómic y respeta un género que parece no plantearlo la película desde sus créditos o concepción pero que resulta orgánico durante el correr del film. Un personaje que atrae con su dualidad moral y que no es castigado por sus acciones aberrantes.

ben-affleck-in-the-accountant_new

Sería interesante que no realizaran una saga de esta película aunque cuesta creerlo después de haber visto personajes mucho menos creíbles e interesantes llevar adelante seguidillas de films. Esperemos que se resguarden en una buena obra compacta y no en una agonía de gigabytes a lo largo de los años.

JULIÁN NASSIF  

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s