EL CANDIDATO

Embebida de influencias del mejor cine independiente, con elementos bastante utilizados en el cine oriental (particularmente en cierto cine coreano) combinado con ciertos toques que parecieran ser inspirados del gran Hitchcock, Daniel Hendler construye una puesta de cámara que se aleja un tanto de lo que suele ser la “identidad” estética del cine rioplatense para conjugar una combinación de estilos y formas técnicas que sí se ven apoyadas en elementos de la idiosincrasia ribereña.

En el tono y el tratamiento del film se evidencia constantemente la presencia de su director, del cual uno puede recordar sus gestos y formas como actor expresadas en la puesta y dirección de actores. Hay algo de esa ironía y de ese humor que Hendler tan bien imprime en sus interpretaciones que aparece retratado en toda la obra.

Desde una construcción muy elaborada y expresiva de los movimientos de cámara y una justeza en las interpretaciones, “El Candidato” abarca la construcción de un candidato político frente a unas elecciones. El hijo de lo que parecería un mega empresario multimillonario decide cortarse solo y armar su candidatura por su lado, para lo que convoca a un grupo de diseñadores, publicistas, músicos y realizadores audiovisuales un fin de semana en un gigantesco casco de estancia para realizar su spot de campaña que lo lance a la candidatura.

En la construcción de aquel producto audiovisual encontramos una descripción un tanto irónica y crítica de como se construyen las figuras políticas hoy día y de la falta total de un bagaje político y social en la formación de un candidato, donde la utilización de alguna frase con gancho, ciertos gestos a cámara y una imagen acorde a los estudios de focus groups, ganan elecciones. Algo que es tan similar a la realidad actual de países como Argentina y Estados Unidos que pareciera haber sido escrito post 2015, por más que el propio autor plantee que es algo con lo que viene trabajando hace tiempo.

La toma del poder por empresarios inescrupulosos que no tienen ningún tipo de experiencia en política, menos aún consciencia social, es lo que la película indirectamente relata, proyectando una sumatoria de inquietudes y preocupaciones por la manipulación mediática de las personas y la invitación al voto con campañas publicitarias basadas en elementos desarrollados por “Coachs” que parecen salidos del programa de Tinelli pero que tanto éxito tienen en las elecciones de diversos pueblos alrededor del globo que parecen preferir a estos pseudos participantes de Stand Up.

JULIÁN NASSIF

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s